¿Alternancia en Chile?

Falta muy poco para la segunda vuelta presidencial en Chile. El 17 de enero los chilenos deberán elegir entre la continuidad con Eduardo Frei (Concertacion) o la alternancia con Sebastian Piñera (Alianza por el Cambio). En la primera vuelta, el candidato del "cambio" logro 44% de los sufragios, mientras que el ex presidente de la República un 29%.

Nunca en 20 años la Concertación había tenido tan baja votación. Algo que se puede explicar por la irrupción de Marco Enríquez Ominami (MEO), ex miembro del Partido Socialista que ha alcanzado en primera vuelta unos 20%.

Estos últimos días, los dos candidatos del balotaje están concentrado en convencer los votantes de MEO, visitando las regiones y comunas con alta votación obtenida por el ex candidato. Hace dos semanas, Marco Enríquez Ominami había pedido la renuncia de los timoneles de los partidos de la Concertación para incentivar la renovación y dar un posible apoyo a Frei. Lo que se ha traducido por la renuncia del Presidente del Partido Por la Democracia (PPD) y del Partido Radical (PR), pero sin contar con el PS y del DC, los más importantes dentro de la Concertación. Lo que termino siendo una señal de desunión en la coalición.

El ambiente que se siente aquí refleja una constante paradoja. Por un lado, se nota un cansancio de las personas hacia la Concertación. En el famoso paseo Ahumada del centro de Santiago, algunas personas responden a los "freistas" distribuyendo programas de gobierno: "siempre de lo mismo", "mentirosos", "vuelvan a casa".  Las personas recuerdan el gobierno de Eduardo Frei, el único de la Concertación que termino con baja popularidad, unos 28% en 1999 (CEP Chile). Por otro lado, el jueves 7 de enero, salió la última encuesta Adimark confirmando el alto respaldo que esta teniendo la Presidenta Michelle Bachelet, logrando un 81%. Medios de comunicación y diversos sectores de la sociedad afirman que Bachelet haría sido reelecta si la Constitución le permitiría postular a un segundo mandato.

A pocos días de la elección, Chile vive la efervescencia electoral. Las señales y muestras de apoyo a los candidatos se multiplican. Esta semana, el cientista político Patricio Navia (de tradición concertacionista) dio su respaldo a Sebastián Piñera por ser mejor candidato: "mientras la Concertación renegaba de esos principios  fundacionales, la candidatura de Piñera hacia esfuerzos por demostrar su compromiso con la construcción de una nueva derecha, liberal, comprometida con la democracia y con la energía y ganas para enfrentar problemas que, pese a todos sus logros, la Concertación fue incapaz de abordar exitosamente" (La Tercera, 6 de enero 2010). Navia le ha pedido explícitamente a Piñera no incluir a pinochetistas en su eventual gobierno. El candidato de derecha respondió que cumplirá con esta medida, sin embargo en el último debate del lunes 11 declaro que "haber participado en el gobierno militar no era ni pecado ni delito".

Otro apoyo importante dado a Piñera es el de Mario Vargas Llosa. El 8 de enero, el escritor peruano y el candidato de la Alianza por el Cambio expusieron en un seminario de campaña "conversaciones sobre libertad y futuro".

Cuando hace menos de dos meses todos los sondeos daban una victoria amplia a Sebastián Piñera, el último sondeo MORI demuestra lo contrario con un empate técnico, 50,9% para Piñera y 49,1% para Frei (.  El último debate del lunes 11 genero un impulso nuevo para los concertacionistas en vista a la elección de este domingo. Piñera hizo enfasis en el cambio, y Frei afirmo no tenerle ningun miedo a su contendor sino al sector que lo apoya. La vocera del comando de Frei Carolina Toha afirma estar "orgullosa, contenta y satisfecha" del debate. Muchos cientistas políticos declaran en varios medios que el debate fue manejado positivamente por los dos candidatos, aunque se hablaron muchos temas del pasado como la gestión del antiguo gobierno de Frei, y la participación de la derecha en el gobierno militar. Además, la poca transparencia del candidato de derecha frente al que hacer de las empresas en las cuales participa como accionista, o sigue siendo propietario (Lan Chile, Chilevision...) genero un clima de desconfianza.

El objetivo de los dos candidatos es captar los votantes de MEO. Estas últimas semanas, el gobierno de Michelle Bachelet ha firmado varios proyectos de ley incluyendo las ideas de campaña del ex candidato. Lo mismo realizo Eduardo Frei, incorporando iniciativas de Enriquez Ominami, lo que le valió varios apoyos como el ex senador Carlos Ominami, padre del ex candidato. Pero es hoy miércoles, último día de mi estadía en Chile, en que se vive un momento importante para la campaña de Eduardo Frei: Marco Enriquez Ominami oficializo su apoyo al candidato de la Concertacion.

Para muchos, y como lo defiende Vargas Llosa en su visita a Chile, la alternancia es vital para una democracia. Sin embargo al llegar al poder, Piñera se encontraria con minoría parlamentaria en el congreso, limitando su capacidad de acción y afectando la gobernabilidad. Pase lo que pase, esta elección será recordada como una de las más reñidas de la historia, al igual que la elección del año 2000 entre el ex presidente Ricardo Lagos y Joaquim Lavín.  ¡A esperar el domingo 17!